viernes, 19 de septiembre de 2014

PACO JOSE GONZALEZ

EN ESTE RINCON DEL ALBA 


Sentí, de plata, el mirar que de tu cara asomaba,


como un brotecito chico que de una fuente encendida

a mis entrañas de fuego sediento yo me llevaba.

Tu cuerpo, mi mar de fuego, mi boca tu luna blanca,

Nos fugaremos de noche, nos iremos por el bosque,

huyendo de sangre henchidos como *“jinetes del alba”.

Yo , sumergido en tu cuerpo, una tempestad extraña,

nos une, y es para siempre… caracolas entregadas.

Sentí tus piernas y entré… allí, encontré mis palabras,

mis sueños, mis luces muertas y la luz de tu mirada


Foto: PACO JOSE GONZALEZ

EN ESTE RINCON DEL ALBA                    
 

Sentí, de plata, el mirar que de tu cara asomaba,

como un brotecito chico que de una fuente encendida

a mis entrañas de fuego sediento yo me llevaba.

Tu cuerpo, mi mar  de fuego, mi boca  tu luna blanca,
 
Nos fugaremos de noche, nos iremos por el bosque,

huyendo  de sangre henchidos como *“jinetes del alba”.

 Yo , sumergido en tu cuerpo, una tempestad extraña,

nos une, y es para siempre… caracolas entregadas.

Sentí tus piernas y entré… allí, encontré mis palabras,

 mis sueños, mis luces muertas y la luz de tu mirada


No hay comentarios:

Publicar un comentario