sábado, 25 de abril de 2015

NOS AMAREMOS EN SIBERIA

…a David Lean, maestro absoluto.









Boris Pasternak escribe en un gulag poemas de amor,
el frio son dos peces muertos que arañan la tarde
eterna de la Siberia ocupada por los muertos. 
Clarisa lo mira iluminando una habitación
desvencijada pero bella en la mirada amante,
atemporal como la sangre en las calles de Moscú,
como la flor que emerge en las estepas del olvido.

El viento afila los sueños y las bayonetas
azules de los soviets que buscan el calor
y el color en campesinas frondosas como
praderas lejanas del silencio y el suicidio.

Boris Pasternak sueña con Vivaldi
Y con folios blancos como la luna
Inocente de Verne, pura, inmaculada
como la ternura de Yuri Andréyevich, 
huérfano y herido por la vida y por los versos,
 que son cristales en el alma del poeta,
muriendo de poesía e inconformismo.

Nos amaremos en Siberia bajo el calor
de saber que todo acabará al abrazarnos.

Paco José González

2 comentarios:

  1. Comentario del autor sobre el poema: Este poema es un homenaje a todos los escritores que han sido perseguidos, torturados, encarcelados y asesinados por molestar con su obra a poderes totalitarios, de todos los signos, de todos los tiempos. Pasternak estuvo recluido durante años en Siberia, pero no claudicó, no, se sumergió en la belleza de su alma y saco , con su talento insuperable, obras de arte cumbres, llenas de amor , y, sobre todo de libertad.

    ResponderEliminar