jueves, 21 de mayo de 2015

CUANDO LA VIDA TRANSCURRE SIN POEMAS








Detrás de los cristales de la muralla intima,
observo , casi sin sentir, la arboleda desbocada,
es viento loco y cálido, como un atardecer sin sueños.


Ausente estoy del páramo oscuro de la tristeza tenue.


Pueblan mi ser pesares concretos, precisos, inquietudes simples,
tampoco luz atisbo aquí ,en mi alma, ¿serenidad?, no,
una indolente y turbia desazón , vulgar como 
vivir sin la poesía, como sentado eternamente permanecer,
distante espectador de mi y mi suerte, buena o mala.

¿Si te extirpasen la tristeza, humana bestia?, postrero,
acaso , ¿alcanzarías a discernir la dicha entre matojos estivales?,
acaso, ante la inexistencia del dolor, ¡di!, aciago proyecto de ternura,
¿lograrías disfrutar de lo bueno y lo agradable?.


Mis pupilas, orgánicas como el estiércol y la lluvia,
como el sudor del sexo o de la muerte,
no ven evocadores presagios, ni añoranza leve,
percibe luz, sólo transparente materia,
y en un acto involuntario…
cambian de objetivo y miro, lejano y práctico,
en el "PC" las ofertas de trabajo.

Paco José González

3 comentarios:

  1. Excelente, procuraré no perder detalle de su obra, un saludo desde la roca

    ResponderEliminar
  2. Mis respetos y admiración, amigo Paco José Gonzalez.
    Me es muy placentero el pasar y leer tan agradables e interesantes temas,
    Le deseo grandes éxitos, en sus proyectos y en el presente.

    ResponderEliminar