domingo, 3 de septiembre de 2017

EL BRILLO DE SEPTIEMBRE DISECADO
Sombras de cristal, aquí, traslucidas y opacas,
el misterio ancestral , funda que al sol cubre
inmisericorde como esas rosas sintéticas 
que adornan avitales mi salón en su anacrónica
agonía de atrezzo inútil ya gastado y decadente,
implorante , suplicante ,incluso, por volver a ese tiempo
imaginado , tibio, dulce… casi el olor del piñonate…


Si, todo disecado, yo ,juguete viejo y sucio,
finjo , miserable, que me nutro acaso de la luz 
de la tarde ficticia como el aroma del fregasuelos,
barata imitación del olor de los campos en verano,
suena el rencor en unos altavoces de madera herida,
y retumba el dolor que no tiene sentido,
y fluye una sangre inútil , mezcla de amoniaco y estruendo,
y en la pálida estancia donde el gris dictamina,
Añadir leyenda
y en la casa sin alma y en el alma sin techo,
y en los pobres septiembres donde sueña el desierto,
y en la cúspide gélida más allá de las nauseas,
donde ubico las piezas , mecanismo insufrible, 
donde aparco la nubes, donde soy porque estoy,
y aunque llore no siento …ni siquiera mi llanto.

Paco José González

1 comentario:

  1. Todas tus letras se convierten en brillantes literarios, poeta.
    Amigo. necesito te comuniques conmigo en Poemas del alma.
    Es el único medio que podría ser me comunique contigo. Acéptame como amigo.

    ResponderEliminar