sábado, 7 de febrero de 2015

 

SANGRE DE HOMBRE DERRAMADA: “POESÍA-DISPARO”







Se nutre la poesía del filo de la lanza,

del hacha dando muerte,
del fango en las trincheras,
de la servil matanza,
de un tiempo que no pasas.

Se alimentan los poemas,
tras larga caminata,
del son de los tambores,
del ruido de las balas…
el corazón dormido despierta en la batalla.

El hombre es cazador.
El hombre muere y mata
Y ofrece su trofeo
Al “dios de la metralla”,
que oculta su sonrisa
detrás de las palabras,
discursos que alimentan
las ansias de poder
con sangre derramada.
 
Paco José González


No hay comentarios:

Publicar un comentario