domingo, 26 de enero de 2014




                                                                     Bala de plomo falso













Acabaste  por decirme la evidencia contenida,
cristal turbio, empañado en una acera,
residuos de ilusiones ya perdidas
como vómitos de ti, tan necesarios.
Puñales en la liga te vi aquella mañana,
pensé que no serian mi cuerpo su objetivo,
y no me equivoqué, mi muerte fué por bala,
 calibre:  dos años y medio amortajados.

Me diste que pensar mientras me disparabas,
ya se que te grité, pero la voz no para
el plomo de las balas. Las mentes asesinas
saben llorar tan bién,despliegan tanto encanto.

3 comentarios: