lunes, 29 de diciembre de 2014

HABITAS, SIN VIVIR, AQUÍ EN MIS SUEÑOS.





Al paire de los vientos asesinos,
 se mece mi bajel de vida inútil,
sucumbo ante el envite de las olas.
Se asoman corazones al cristal
de una ventana imaginaria.

Mi amor, ¿no te habías ido?,
 cerré mi corazón hace ya años.
¿Por qué me habitas triste,
 aquí, en mis sueños ?.

Perdí la voluntad de amar despierto,
tiré todo el amor ante tu falta.
Me sobran los "te quieros " de cartón,
cultivo los poemas  en huertos de añoranza.
Me entrego embravecido a  cuerpos, tan ajenos
como inútiles folletos , que anuncian la"rebajas".

No quiero, yermo, en tu regazo,
alimentar de nuevo tu mirada.
Pasaron mil lluvias y mil soles
y nuestras pieles perdieron el ardor
de mocedades ya olvidadas.
Me consta que en tu mundo soy difunto,
que vivo en recovecos grises
de tardes muertas y angustia
en tus entrañas...
mas, ¿ Por qué habitas en mis sueños?,
 he muerto y tú lo sabes,
momificado  deambulo por las horas.

No pido tu ternura, no aspiro a despertar
sintiendo que somos lo primero:
 la comunión perfecta de las ansias.
El miedo está temblando de terror.
Amor, se crispa la noche,
ya te fuiste, empero, algo tuyo
remueve ,cotidiano, mi alcoba derrumbada.

Paco José González


1 comentario:

  1. Maravillosamente tan triste,tan derrotado vive el recuerdo...que aún me sujeta!!.
    Me ha gustado mucho,Poeta!.

    ResponderEliminar