viernes, 26 de diciembre de 2014

PACO JOSE GONZALEZ

Cernuda, aquí en mi pecho.


Habitamos allí, donde nadie distingue
el sudor del aroma, puro exceso
de voces casi mudas , altivas y dolientes,
 como desgraciado, que palabra, feroz
de látigo herida, desbordada, presa
 de nosotros y de ti,  Ausente mia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario