jueves, 8 de enero de 2015

El estruendo de tu risa

 

            
              




El estruendo de tu risa
acaricia las tardes
enciende las noches
e ilumina las mañanas.

Tu voz tan cercana,
como el despertar
a la vida.
Como las primeras
ganas de amar.

Amarte sin saber
de la existencia
del amor.

Amarte en las primeras
hogueras encendidas.
Amarte y respirar
el aire, que expulsabas.
amarte y no dormir
sintiendo, que te
amaba.

Amarte en las cruentas
batallas. En esa edad,
que todo eran batallas.

Mirarte desde lejos,
mirarte sin mirar,
anhelando el milagro
de encontrar tu mirada.


Amarte con la fuerza
de mi cuerpo joven.
Amarte y encontrarte
más allá de las miradas.

Amarnos ferozmente,
como cuando se ama.
Amarnos y vestirme
del tejido de tu piel.

Amarte como ama la tierra
a la lluvia de otoño,
como amo la lluvia,
 las gotas de tus labios,
como amo tus palabras.

Paco José González


                                   



2 comentarios: