viernes, 23 de enero de 2015








SED DE DICHA

La turbia inexpresión del "bello rostro",
ante el brutal hachazo inexorable.
A tus ojos : ¡un ente inapreciable!.
Humillado y feroz a ti me postro,

Sin embargo me aliento con tu boca,
y respiro el gris aire que te sobra,
Tributo que el amor a mi me cobra,
y todas las heridas ya son pocas.

sentirte, diaria y principal labranza,
y amoroso venero el suelo que tu pisas,
¡nunca huyas de mi!, dulce esperanza.

Si el deleite es sentirte mar de brisas, 
si ausentarme de ti es vana mudanza,
¡dibuja, amada , mi alma con sonrisas!


  Paco José González

1 comentario: