lunes, 5 de enero de 2015

\"Vías\"



Somos tristes viajeros que sólo bucamos un tren que cojer, un hogar del que huir, un paraiso al que no regresaremos jamás.



Trenes nocturnos, imaginarios trenes.
Trenes ficticios, esperanzas de hierro.
Vías de escape para trenes finales
o nuevas estaciones para viajes nuevos.

Estaciones abandonadas de pueblos
 muertos.
Casas de ladrillo, anacrónicas luces.

Caballos metálicos en sueños
 infantiles.

Trenes como unos labios
en un espejo.
Como la mañana sin mañana,
como la tarde sin ocaso,
como el horizonte intangible,
como el desierto , como el olvido.

Trenes, que no partirán.
Trenes, que no volverán.
Quietos trenes en una estación
"azul ", dormida.


Paco José González 


1 comentario:

  1. Recuerdos que se quedan en el andén del tiempo. Me encantó tu poema... lleno de recuerdos... saludos...

    ResponderEliminar