miércoles, 21 de enero de 2015

LOS VALLES DEL  TEDIO

Fauces  de un dios desterrado
devoran las crías de los sueños,
 vierte lagrimas de ayer, que limpian,
aterradas,  la sangre futura,
 que brota tibia  e incipiente.

Heridos de libertad y destino
huyen los hombres, derrotados:
metralla en las tardes inertes;
el  tedio avanza y sepulta
los besos “ reservados”,
las caricias prometidas,  
las miradas expectantes,
las sonrisas…disecadas.

Es una nube negra, inmensa.
Es la niebla que ennegrece
el sabor de las palabras,
 el sonido de lo dulce,
gotas amargas , ya mudas.

El viento acribilla la arboleda,
son disparos de nostalgia ,
Y emerge el silencio, sórdido,
como una verdad de mentiras

Preñada.

Paco José González

4 comentarios:

  1. Lo vuelvo a leer por aquí y vuelvo a disfrutar este genial poema !! Felicitaciones !! Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este poema expresa los efectos que las circustancias vitales , tanto externas como internas producen en el alma humana, es un impacto desolador, que en muchos casos produce tristeza, pero que, elevado a su máxima potencia puede convertir en paramos yermos los corazones. Estas invasiones , golpes tremendos, vienen ejecutados por la competitividad que las relaciones sociales y , en general humanas nos marcan, son premisas agotadoras, son "fauces" de una super-estructura, que nos soberpasa y, al deshumanizarse, es un "Dios desterrado", por eso, el hombre que busca la libertad de huir , pero hacia dentro , hacia si mismo, es: "Dar un paso atras" y abandonar los "Valles Del Tedio".Siempre un paso atrás. como bien sabeis, la vida es un pendulo imparable, no se puede parar a nuestro antojo, y, dependiendo de la arquitectura emocional de cada individuo, este movimiento pendular será más violento o menos, yo, que soy temperamental siempre ando con el pendulo dandome en la cabeza, noqueandome y, solo la poesía, es mi instrumento capacitador de moderación en los vaivenes vitales.La poesia es mi "tiempo muerto", paro la vida, como en esas peliculas en las que se queda todo el mundo quieto, como mimos, entretanto doy salida a mis percepciones internas, dejo que se adhieran al pendulo y sigo caminando por este esperpentico sendero que es el vivir.

    ResponderEliminar